Nukbone® puede ser usado como relleno óseo en forma de chips o gránulos, en áreas que incluyen defectos en la pelvis, en huesos largos y en extremidades. En la reconstrucción de fracturas simples o conminutas.

Como relleno después de remover otros materiales de osteosíntesis. En el tratamiento de seudo artrosis, artrodesis y osteotomías, en defectos óseos dejados por tumores benignos y quistes.

En todos los casos Nukbone® es sólo un injerto óseo poroso no apto para carga, en caso de que se utilice en donde se aplica una carga o hay movimiento, el defecto debe ser reforzado con fijación rígida.

Se presenta en la imagen primera el caso de un paciente que llegó con el hueso fracturado, la cirugía realizada por el Dr. Cueva consistió en colocar pequeños cubos de Nukbone y fijación